Isabel Gª Pisonero - APUNTE PERSONAL
Isabel Gª Pisonero - Dietista-Nutricionista    Telf. 608 01 14 02
 
     La Obesidad o Sobrepeso es consecuencia generalmente de un balance positivo entre ingesta y gasto, es decir, comemos más de lo que gastamos. (Muchas veces ese exceso de comida está mal distribuido habiendo un exceso de grasas y un déficit en otros nutrientes.) 
 
 
     Por ello, cualquier programa de pérdida de peso debe incluír una disminución en la ingesta y un aumento del gasto energético por medio de la actividad física.
 
 
     Aparte de este grave problema, como es la Obesidad en todos sus aspectos,  en esta sociedad actual muchas veces nos vemos sometidos a determinados cánones de belleza  que hacen enfrascarnos en este mundo del adelgazamiento y  dietas de por vida. Esta aventura, puede desembocar en graves problemas de salud para personas con un índice de masa corporal normal o sin un control del profesional cualificado para ello.(Dietista- Nutricionista)
 
    Tanta presión social así como el exagerado aumento de la Obesidad ha creado el negocio redondo del que muchas personas sin escrúpulos quieren sacar tajada a costa de la salud de las personas. Aprovechándose de la confianza del paciente y de la ilusión por lograr su meta, sin tener una pizca de ética, ni siquiera de humanidad.
 
    También es importante recordar que a fecha de hoy no existe ningún suplemento alimenticio que haya demostrado su efecto adelgazante o quemagrasasa, y son todavía necesarios muchísimos estudios para que la comunidad científica acuerde utilizar alguno de ellos de forma eficaz y segura.  
 
 
     Las hierbas naturales, también muy utilizadas, producen en muchos casos pérdidas de agua y electrolitos de una forma forzada y que nuestro organismo necesita para su adecuado funcionamiento, por lo que una vez se dejan estas hierbas, el cuerpo vuelve a su estado normal y se recupera parte del peso. Pueden ser potentes diuréticos, vomitivos, sedantes...siempre deben consumirse bajo control de un profesional.
 
 
    El estado actual de la ciencia nos indica que una dieta de adelgazamiento solo es factible a partir de una reducción de la ingesta en relación al gasto. Y a partir de una Educación Nutricional que mediante cambios en los hábitos cotidianos perpetuen el equilibrio (ingesta/gasto).
 
 
Además debe ser:
 
  • Adecuada en el  reparto de macronutrientes: Hidratos de Carbono, Proteinas y Grasas  incluyendo todos en sus requerimientos específicos.
  • Personalizada
  • Progresiva en el tiempo.
  • Pérdidas no superiores a los 5 kg al mes.
  • Controlada y Supervisada por profesionales.