OBSESIONADOS CON LA VIDA "SANA"
Isabel Gª Pisonero - Dietista-Nutricionista    Telf. 608 01 14 02
RSS Conviértase en fan

Proporcionado por FeedBurner


Entradas recientes

CURSO NUEVO PILAS CARGADAS
PAUTAS A TENER EN CUENTA CUANDO VIAJAMOS
SANDIA, ALGO MÁS QUE UNA FRUTA REFRESCANTE
HUMMUS: RICO, FÁCIL Y CON EXTRAORDINARIAS PROPIEDADES NUTRICIONALES
EL PRECIO DE LA HONRADEZ

Categorías

CONSEJOS VARIOS
CURIOSIDADES
NOTICIAS
PRESENTACIÓN
REFLEXIONES PERSONALES

Archivos

septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017

con tecnología de

Mi blog

OBSESIONADOS CON LA VIDA "SANA"

Estar preocupados en exceso por una alimentación saludable hasta el punto de condicionarnos la existencia tiene un nombre, que es la Ortorexia. Al igual que las infinitas horas dentro de un gimnasio dándolo todo hasta la extenuación sin límite,  que es la Vigorexia. Si a eso le unimos el deseo de alcanzar un peso ideal muchas veces distorsionado...tenemos un verdadero problema.

Ambas situaciones consideradas ya obsesiones de nuestra actualidad afectan tanto a pequeños como a mayores y acaban siendo precursores, muchas veces, de otro tipo de trastornos mayores que nada tienen que ver con una vida sana, más bien lo contrario.

Quiero dar mi opinión al respecto, después de un caso concreto en consulta donde comprobé el daño que se puede hacer cuando se vierten consejos a la ligera y no nos damos cuenta de la repercusión que pueden tener según sea cada persona y como luego sepa gestionarlo. Esta chica que pasó de leer novelas a etiquetados nutricionales, que pasaba horas calculando calorías, que reñía con su madre si le echaba una gota de aceite, que acabó sin amigas por no acudir a las cenas ni cumpleaños, que no tomaba café porque la leche del bar no era "sin" , que la dejaron porque pasaba horas y horas en el gimnasio....y que terminó deprimida, sola, agobiada y con importantes desajustes nutricionales. 

Tal como se plantean las cosas hoy en día, hace que nuestra vida no sea sino un cúmulo de obligaciones, instrucciones, pautas, métodos y recomendaciones de todo y cada uno de los aspectos que nos conciernen, a los que estamos sometidos y a los que a muchos acaba convirtiéndose en un quebradero de cabeza...    ¿pero cual es el límite? ¿ Donde deja de ser saludable la preocupación por la vida "sana"? 

Vivir obsesionados condiciona la vida, y eso ya la hace insana. Cuando esa obsesión busca un fin concreto pero se consigue el opuesto ya no tiene razón de ser..

A nivel alimenticio, un excesivo control en la ingesta de alimentos "sanos" desterrando los que se suponen menos sanos no hace más que potenciar un desbalance a nivel nutricional que pueda acarrear problemas a medio o largo plazo. A esto se suma la cantidad de despropósitos que se vierten a diario sobre alimentos que hacen que se propicien corrientes o modas que poco o nada tienen que ver con una alimentación en condiciones y sin rigor científico. Aparte de generar un aislamiento social importante: no voy al cumpleaños, no voy a cenar con mi pareja, yo como otra cosa...condicionando también la vida de quienes nos rodean.

El obsesivo control por el ejercicio físico también desemboca en un desgaste importante que pueda producir lesiones y sobrecargas, que nada tienen que ver con un resultado favorable o deseado. También afecta a la vida social robando tiempo.

Tener una vida sana implica mantener una Alimentación Equilibrada (no condicionada) donde se mantengan todos los grupos de alimentos en su proporción adecuada y que nos permita disfrutar. Al igual que mantener un ejercicio físico regular y controlado que mueva nuestro cuerpo y despeje nuestra mente. Ambos aspectos son importantes y fundamentales en pro de una vida sana pero deja de serlo cuando el comer ya no es un placer o cuando hacer deporte no es diversión sino tortura. 






0 comentarios para OBSESIONADOS CON LA VIDA "SANA":

Comentarios RSS

Añadir un comentario

Su nombre:
Dirección de email: (campo obligatorio)
Página web:
Comentario:
Haga su texto más grande, márquelo en negrita, cursiva y mucho más con etiquetas HTML. Le mostramos cómo..
Post Comment