Castaña, tesoro del otoño!
Isabel Gª Pisonero - Dietista-Nutricionista    Telf. 608 01 14 02
RSS Conviértase en fan

Proporcionado por FeedBurner


Entradas recientes

DIA MUNDIAL DEL DIETISTA-NUTRICIONISTA 2017
Castaña, tesoro del otoño!
CURSO NUEVO PILAS CARGADAS
PAUTAS A TENER EN CUENTA CUANDO VIAJAMOS
SANDIA, ALGO MÁS QUE UNA FRUTA REFRESCANTE

Categorías

CONSEJOS VARIOS
CURIOSIDADES
NOTICIAS
PRESENTACIÓN
REFLEXIONES PERSONALES

Archivos

noviembre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017

con tecnología de

Mi blog

Castaña, tesoro del otoño!

No concibo esta época del año sin ese olor a castaña asada que parece que  calienta el alma. Esa sensación reconfortante que se me dispara con solo ver los puestitos en la calle...

Hablo de ellas hasta con cariño, por ello , aprovecho a difundir muchas de sus cualidades nutricionales de este alimento divino que es a veces tan ignorado o temido por ser considerado enemigo de lo "light". Nada más lejos de la verdad.




PROPIEDADES NUTRICIONALES

1.- SACIANTES: Por su alto contenido en fibra y carbohidratos complejos.

2.- BAJO PODER CALÓRICO EN COMPARACIÓN CON OTROS FRUTOS SECOS:
100g de castañas (de 8 a 12 unidades para que os hagáis una idea) contienen unas 165 kcal frente a las más de 600 que tienen las nueces, por ejemplo, hace que la castaña sea el fruto seco con menos  cantidad de calorías. 

3.- MEJORA EL TRÁNSITO INTESTINAL: Las castañas tienen mucha fibra. Por lo tanto, contribuyen de manera positiva al tránsito intestinal. Hace que la flora intestinal esté en condicionas óptimas, contribuyendo a que el sistema inmunológico funcione mejor. También previenen el estreñimiento y las dolencias y enfermedades del intestino grueso, como la diverticulosis o el cáncer de colon.

4.- BUENO PARA DIABETES E HIPERTENSIÓN: Son buenas para personas con diabetes porque los carbohidratos de las castañas son de absorción lenta. Es decir, que no producen picos de insulina en sangre. Pero hay más. Para los celíacos, la harina que se saca de ellas no tiene gluten. Los hipertensos también están de enhorabuena. Las castañas tienen bajo contenido en sodio y alto contenido en potasio con lo que además tiene efecto diurético.

5.- REMINERALIZANTES Y RECONSTITUYENTES: alto contenido en minerales (zinc y magnesio) que mejoran la utilización de las grasas para obtener energía. Además, posee vitamina C, vitamina E y vitamina A y vitaminas del complejo B que también tienen una acción antioxidante

Destacar también su aporte en vitaminas del grupo B, y minerales como potasio, hierro y fósforo.

6.- ESTIMULAN EL SISTEMA NERVIOSO: Las castañas tienen un alto contenido en minerales y vitaminas del grupo B. Esto las convierten en un alimento ideal que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso. Pero no sólo eso, también previene alteraciones o enfermedades neurológicas.

7.- EFECTO CARDIOPROTECTOR: Las castañas tienen grasas saludables que aportan ácidos grasos omega 6 y omega 3. Lo hacen en una buena proporción. Es por ello que estos frutos secos tienen muy buen efecto cardioprotector. Además, como todo alimento de origen vegetal, no tienen colesterol. Ideales para el control de dos afecciones típicas del sobrepeso, hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia.

8.- AYUDAN AL CANSANCIO PROVOCADO POR ANEMIA O HIERRO BAJO: Las castañas son las perfectas aliadas para prevenir -o mejorar- los casos de anemia ferropénica. Pero no sólo eso, previenen el cansancio y la fatiga. Y es que las castañas tienen un alto aporte de hierro. Ya de por sí son buenas, pero si las combinas con alguna fruta el resultado será mejor, ya que la vitamina C de la fruta ayuda a la absorción del hierro, como muchos ya me habéis oído tantas veces.

Bueno, os he puesto algunas propiedades que me han parecido súper interesantes y que igual os sirven. Ahora la pregunta del millón.....

¿CUÁNTAS CASTAÑAS PUEDO COMER, EN QUÉ MOMENTO Y DE QUÉ MANERA?

Las castañas constituían la base de la alimentación en Europa. Se consumían asadas, secas o en forma de harina, hasta que la patata y el maíz se convirtieron en dos alimentos frecuentes en el siglo XVI. Fue entonces cuando perdieron protagonismo de forma paulatina en la gastronomía popular. Hoy en día, las castañas se comen, en su mayoría, asadas o cocidas -con un pequeño corte en la piel para evitar que revienten-, ya que crudas resultan duras, ásperas y son incómodas de pelar.

Se pueden tomar a media mañana o como merienda junto con una pieza de fruta para que si estamos controlando el peso no nos repercuta en un extra calórico. Para que se entienda mejor:

Una (1) castaña = 18 calorías
Dos (2) castañas = 36 calorías
Cinco (5) castañas = 90 calorías
Diez (10) castañas = 180 calorías

Dos o tres veces por semana incluso. Asadas incrementan un pelín el valor calórico al estar peladas...hasta las 230 ( los 100 gramos...lo que es la docena aprox.) pero igualmente saludables, y adecuadas en una alimentación equilibrada y saludable.

Suelen generar gases eso sí. Se consideran flatulentas por su contenido en fibra.















 



 













2 comentarios para Castaña, tesoro del otoño!:

Comentarios RSS
Irene on jueves, 09 de noviembre de 2017 16:57
Genial! Ya tengo merienda esta tarde dando un paseo o mientras mi peque juega en los columpios, que con este frío vienen muybien también para calentar la manos. Está semana iremos al monte a coger para tener toda la semana. Un saludo y gracias por la información.😉
Responder al comentario


Yolanda on domingo, 12 de noviembre de 2017 9:46
No tenía ni idea. Menudo descubrimiento rico para tomar en las meriendas de esta época del año!!!
Responder al comentario

Añadir un comentario

Su nombre:
Dirección de email: (campo obligatorio)
Página web:
Comentario:
Haga su texto más grande, márquelo en negrita, cursiva y mucho más con etiquetas HTML. Le mostramos cómo..
Post Comment