Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la U.P.V 2003
  Colegiada Número EH00029
  Consulta en Bilbao y Barakaldo. Telf. 608011402

   CENTRO DE NUTRICIÓN Y DIETÉTICA   

  Isabel García Pisonero  

MI BLOG

DIA MUNDIAL DE LA ZANAHORIA

Publicado el 3 Ee febrero Ee 2019 a las 14:45 Comments comentarios (0)

PROPIEDADES DE LAS ZANAHORIAS


Por cada 100 gramos de zanahorias:

90 gramos son agua, 7 gramos son hidratos de carbono, 1 gramo de proteína vegetal , 0 gramos son de grasa y 2 gramos de fibra.

Los minerales que tienen mayor representación en la zanahoria son el sodio, el potasio, el calcio, el magnesio, el fósforo, el zinc, el hierro, el selenio y el yodo.

Posee vitaminas: vitamina C, E, B3, piridoxina, tiamina, riboflavina, carotenos, acido fólico y retinol.

Para la vista

El betacaroteno actúa como un compuesto antioxidante que se transforma en vitamina A. Esta vitamina, también conocida como retinol, ayuda a promover el buen funcionamiento de la retina humana. Ayuda a ver mejor cuando hay poca luz.


La falta de vitamina A en el organismo puede llegar a ocasionar una enfermedad ocular llamada ‘xeroftalmia’, la cual se caracteriza por la sequedad de la membrana conjuntiva y opacidad de la córnea. 


Para el sistema digestivo

La zanahoria es una hortaliza con alto contenido de agua y un buen aporte de fibra. Esto le confiere propiedades digestivas interesantes.

 

Al comerla, la zanahoria aumenta la producción de saliva y, también, de los jugos gástricos que intervienen en el proceso de la digestión. A su vez, ayuda a prevenir la acidez estomacal, la formación de úlceras así como mantener en buen estado la flora intestinal.

 

Cuando se consume cruda, es capaz de aumentar los movimientos intestinales y de combatir el estreñimiento. Esto se debe a que contiene pectina. Sin embargo, cuando si se consume cocida, se potenciarán los componentes astringentes de la zanahoria, los cuales son convenientes en caso de diarrea.


Para la  piel:

Las vitaminas A, B y C, en conjunto con otros nutrientes, como los flavonoides así como los alfa y betacarotenos que contiene la zanahoria también son muy beneficiosos para la salud de la piel, intervienen en:


Combatir la acción de los radicales libres (que son moléculas que promueven el deterioro de las células, el envejecimiento).

Reducir la inflamación en caso de lesión.

Acelerar el proceso de curación de la piel lesionada.

Por su parte, la vitamina E promueve la formación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo y, a su vez, combate la acción de los radicales libres. En consecuencia, actúa como antioxidante que, en suma, ayuda a mantener la elasticidad y tersura de la piel.